Cómo prender carbones

0

Llegó la hora.  Hay que prender la brasa.  Empiezan a surgir varias formas diferentes de hacerlo, tantas como hombres hayan en la reunión (definitivamente, este proceso es eminentemente viril).

Pues bien, antes de comenzar a explicar diversas formas de hacerlo, quiero hacer particular énfasis en algo:  NO DEBEN UTILIZAR NI KEROSEN, NI GASOLINA, NI NADA QUE SE LE PAREZCA.  Estos líquidos, además de ser altamente inflamables y peligrosos, impregnan a los alimentos con su olor, dándoles un gusto que más bien es un disgusto.

OK, aclarado el punto anterior, vamos a lo nuestro.  A continuación les presento tres métodos comunes para encender carbones:

Método 1 – Encendedor eléctrico

Este es el más sencillo. Sólo se necesita un encendedor eléctrico, conectarlo, y cubrirlo con los carbones.  En apróximadamente 15 min. tendrán tremenda brasa.  Si no hay energía eléctrica, oops…

 

Método 2 – Chimenea

Este método es muy práctico, y no necesita electricidad.  Utilizando una chimenea como la que se muestra, se coloca papel periódico en la parte inferior de la chimenea, y se rellena de carbones.  Se prende el papel, y por el efecto “chimenea” el fuego se autoalimenta, creciendo la flama y encendiendo los carbones.  Tarda apróximadamente entre 15 y 20 minutos.

En caso que no tengan la mencionada chimenea, se puede hacer una versión casera de la misma, que consiste en agarrar una lata de leche en polvo, y abrirla por ambos lados, quedando un cilindro.  Este cilindro se coloca sobre una pila de carbones en forma de volcán, los cuales tendrán una bola de papel (absorbente o periódico) impregnada en aceite comestible en el medio; se procede a encender el papel, y se coloca la chimenea encima.  Voilá.

 

3.- Método neanderthal

OK, no hay electricidad, ni dinero para comprar una chimenea o una lata de leche en polvo.  Pues bien, se procede de la misma forma que se describió en el punto anterior con la chimenea casera:  se colocan los carbones en forma de volcán, y se introduce en el “cráter” una bola compacta -o una mecha- de papel impregnada en aceite, se prende, y se cubre la flama con más carbón (sin ahogarla).  Tardará entre 20 y 25 minutos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario
Por favor ingrese su nombre